ADORMECIDA


La bebida y su poder de elevar (y derribar...). La figura de una mujer vaporosa y la, casi siempre presente, cercanía de la literatura.

No hay comentarios: